Cantopexia y blefatoplastia

Cantopexia como tratamiento preventivo a la blefaroplastia

La cantopexia en términos generales es un método de la cirugía plástica que tiene como objetivo mejorar el aspecto externo del ojo elevando el canto del ojo. Está técnica en muchas ocasiones es usada de forma preventiva o como un tratamiento especialmente de la blefaroplastia que son la caída de la piel que rodea los ojos.

Después de la cirugía plástica a través de la técnica de blefaroplastia se produce una caída estética de la piel ubicada en la parte superior del ojo ofreciendo al paciente una estética negativa con un aspecto de envejecimiento así que se usa el método de cantopexia que se hace de forma preventiva para evitar el colgajo de piel sobre el ojo dándole un aspecto más natural y rejuvenecedor después de la cicatrización completa tras la cirugía.

Sin embargo, la cantopexia es un método que puede realizarse de forma independiente, o en conjunto porque se pueden complementar, es decir, no tiene que ser después de una cirugía de blefaroplastia. Cuando se aplica el método en una cirugía exclusiva se realiza en el párpado inferior para darle así la tensión necesaria a la zona y no ceda la piel alrededor del ojo, ofreciendo al paciente una expresión diferente , rejuvenecida que puede ser parte del resultado de la estética perfecta que el paciente busca. Está técnica de cirugía estetica busca responder la demanda de la sociedad para mejorar su aspecto y los resultados del paso del tiempo, relacionada con la caída del párpado que refleja la edad de las personas con el aspecto de sus párpados caídos y miradas tristes.

¿Qué es la cantopexia?

La cantopexia se conoce como la cirugía estética que rasga los ojos para conseguir una forma alargada, almendrada de los ojos y mirada asiática, sensual. Los resultados que ofrece esta cirugía la ha vuelto muy popular entre las mujeres que viven de su imagen y que les preocupa mucho su aspecto estético del rostro. La cirugía plástica con la técnica de cantopexia busca tensar el párpado inferior de los ojos del paciente para darle fortaleza y alargar el rabillo del ojo, pero son técnicas a las que se debe acudir responsablemente para no conseguir resultados exagerados que eliminen la naturalidad de la mirada del paciente dándole un aspecto forzado.

La cirugía de cantopexia es una intervención muy poco invasiva que se realiza de manera ambulatoria y que logra mejorar el aspecto de los párpados para eliminar la mirada de tristeza, es una intervención de cirugía estetica, que dura generalmente dos horas aproximadamente. El candidato perfecto para una cantopexia es aquella persona que tenga lo ojos redondos y que buscan una forma más almendrada, bolsas en los ojos que transmiten una mirada cansada y envejecida y para los que sufran de párpados caídos con miradas tristes.

¿Cómo funciona el tratamiento de la cantopexia?

Como se ha dicho anteriormente, la cantopexia es una cirugía plástica de poca invasión que se realiza bajo anestesia local, aunque en pocos casos se le sugiere al paciente permitir el uso de la anestesia general. Por lo general, es una intervención que no requiere hospitalización y ofrece a cada paciente una recuperación muy rápida de unas dos semanas y resultados eficaces que pueden ser admirados transcurrido el tiempo de recuperación, después de la intervención.

Cosas a tener en cuenta para poder realizarse una cantopexia.

Es verdad que es una cirugía sencilla, sin embargo, el paciente debe estar dotado de algunos aspectos para poder someterse a la cirugía plástica, tales como tener buenos tejidos al igual que músculos faciales en buenas condiciones y gozar de buena salud general.

El procedimiento de cantopexia inicia con un corte preciso en el borde del párpado superior para poder tensar el tendón, que se encarga de sostener el párpado inferior, hasta llevarlo a la posición que el cirujano experto crea necesario para lograr obtener un resultado natural y conseguir que el paciente tenga una mirada rejuvenecida y estéticamente mejorada.

¿Por qué realizarse una cantopexia?

Los cirujanos estéticos profesionales sugieren que los pacientes se realicen la cirugía estética usando la técnica de cantopexia porque tiene un efecto directo en la estética facial del paciente, además de ser una intervención quirúrgica poco invasiva con poco margen de error y que ofrece rejuvenecer la mirada, dar una forma almendrada a los ojos, consiguiendo un efecto minilifting de los párpados que se puede realizar con más o menos intensidad, dependiendo del gusto del paciente. La llamada intervención estetica cat eyes devuelve la forma original de la zona del ojo eliminando por completo la tristeza y cansancio que transmiten los ojos con el paso del tiempo.

En términos generales se puede determinar que el objetivo final del método de cantopexia es un fin estético o para mejorar, exagerar la forma almendrada o corregir una mala posición de la zona del párpado a consecuencia de un traumatismo o cirugía anterior como por ejemplo la blefaroplastia.

Diferencias entre la cantoplastía y cantopexia

En principio las diferencias entre la cantoplastía y cantopexia son bastante notorias.

La técnica de cantoplastía busca elevar el párpado para lograr ofrecer al paciente una estética original, es decir, volver el párpado a su posición inicial, natural ofreciendo a la vez una forma almendrada del ojo, alejando una mirada triste constante en el paciente, así que en general se consigue mejorar la mirada. Está cirugía se realiza con una incisión en el tendón que le da movilidad al párpado para lograr extender y conseguir con un resultado muy efectivo.

En cuanto a la menos invasiva, la técnica de cantopexia utiliza suturas que reafirman el tendón y el músculo sin hacer ningún tipo de incisión. Una de la característica de la cantopexia es que no genera ningún cambio en el ojo del paciente y es una intervención aún menos invasiva a diferencia de la cantoplastía.

Las dos técnicas son utilizadas con un fin estético completamente mejorando la estética facial de las personas, tanto hombres como mujeres se someten a este tipo de cirugías estéticas. Sin embargo, en algunos casos los cirujanos aplican una de las técnicas como tratamiento corrector a pacientes con síndrome de ectropión, que es un trauma en los párpados que causa irritación en la vista del paciente causando graves infecciones.